NUEVO MAPA DE PELIGROSIDAD SÍSMICA

Uñac y el director del INPRES se reunieron en el marco del 79 aniversario del terremoto de 1944.

22

El gobernador Sergio Uñac recibió al presidente del Instituto Nacional de Prevención Sísmica, INPRES, Rodolfo García, al cumplirse 79 años del Terremoto de 1944 en la provincia. El encuentro tuvo lugar en Casa de Gobierno, donde García expresó que “éste 79 aniversario es un antes y un después que marcó a la provincia, además de ser un punto de inflexión en la historia de los temblores en argentina”.

El presidente del instituto de medición sísmica explicó que luego del siniestro, se generó el Consejo de Reconstrucción de San Juan , lo que años después dio origen al INPRES. “Desde ese entonces, se trabaja en nuestro país y en la provincia para disminuir el riesgo y la vulnerabilidad de los movimientos telúricos de las construcciones. Así, cuando suceda un terremoto nos encontrará lo suficientemente preparados para afrontarlo con la menor cantidad de daño posible”.

De tal manera, García agregó que en materia sísmica San Juan sobresale entre otras provincias argentinas. “Estamos mucho mejor que anteriormente, pero no hay que bajar la guardia, hay que seguir porque tenemos que tener conciencia de que estamos frente a un peligro aleatorio que puede suceder en cualquier momento. Cuanto más preparados estemos será más óptimo el resultado”.

Finalmente, el profesional detalló la elaboración de un nuevo mapa de peligrosidad sísmica, que reemplazará en el futuro cercano al actual que tiene la Argentina y en particular la provincia, de más 40 años. “A medida que avanzan los conocimientos, se tiene mayor certeza de los lugares más peligrosos en San Juan durante un sismo”, concluyó García.

El Terremoto de San Juan de 1944 ocurrió el 15 de enero de ese año a las 20:52 (hora local) y tuvo su epicentro a 20 km al norte de la ciudad de San Juan, en las proximidades de La Laja, Albardón.

Se estimó su magnitud de ondas superficiales en 7,5 grados, la magnitud de momento fue calculada años más tarde en 7,6, la profundidad entre 11 y 16 km. Este sismo en Argentina se considera el evento natural más destructivo que se haya registrado en la breve historia del país. Su intensidad máxima fue de 9 en la escala de Mercalli modificada.

El terremoto destruyó el 80 % de la Ciudad de San Juan; posteriormente, comenzaron a tomarse medidas para lograr la reconstrucción de la provincia, se creó un organismo que encaró un plan regulador para la construcción antisísmica ,ya que el 98% de las construcciones de la época eran de adobe.

Puede afirmarse que los efectos desastrosos del sismo se debieron no solo a la violencia del movimiento, sino a la deficiente calidad de la edificación, por la ausencia absoluta de legislación o de buenas prácticas de construcción.

Los comentarios están cerrados.