Corcho confiesa que todo comenzó como un chiste en un grupo de WhatsApp al otro día de ganar contra México, el 26 de noviembre del 2022. “Puse que si salíamos campeones, iba a hacer un mural”. Mientras transcurría el Mundial, cada vez que jugaba la Selección Argentina, el kiosco religiosamente permanecía cerrado. “Cuando juegue la Scaloneta, estará cerrado”, decía un cartel.

Llega el 18 de diciembre y Argentina conseguía la tercera estrella, Corcho ya buscaba a quienes iban a pintar el mural. Eligió tres imágenes: Maradona con la copa en el 86’, los jugadores subidos a la Scaloneta y Messi besando el trofeo por primera vez. Los artistas Jeremías y Brayan, recrearon a la perfección los momentos. Comenzaron el lunes 26 de diciembre y terminaron una semana después, este 2 de diciembre. La gente que pasa por la esquina queda fascinada con el mural, se sacan selfies, graban videos o solamente disfrutan de observar la obra de arte que se hizo.