Mónica Chacoma: «la lucha hay que contextualizarla para que no se fragmente»

La socióloga y docente de la Facultad de Ciencias Sociales, Lic. Mónica Chacoma se refirió al lugar que ocupan la mujer indígena en la sociedad sanjuanina y también en los ámbitos universitarios. La charla estuvo enmarcada en el Día Internacional de la Mujer, en le programa En Frecuencia que conduce Lucía Velázquez.

Una mirada que no hay que dejar de lado es la que dio respecto al lugar que tienen las mujeres indígenas y también los hombres originarios en nuestro quehacer diario. La conversación la comenzó con una presentación muy importante de autorreconocimiento públicamente: «pertenezco a la comunidad Colchagual del pueblo Huarpe, ni historia académica esta atravesada por mi identidad. Es profesora de la Facultad de Ciencias Sociales y socióloga». La contundencia de sus expresiones siguieron la afirmar que : “soy mujer indígena pertenezco a la comunidad Colchagual y mi historia está atravesada por  origen étnico buscando investigar mi origen  y avanzar en algunas reivindicaciones de mi pueblo. Las mujeres indígenas somos pocas, por que generalmente somos del interior de la provincia y lugares alejados, Mi familia se asentó en Caucete y pude llegar a la Universidad».

 

En su vida universitaria siempre trató de investigar su origen y reivindicar la lucha por los derechos ancestrales de su gente, «como universitaria transité mi carrera en la Universidad de San Juan y también en la Universidad de Cuyo donde hice postgrados, también en las universidades de Salta y Jujuy donde hicimos junto a compañeras y compañeros actividades en relación a mi origen étnico».

También tuvo un especial énfasis sus palabras al referirse a los derechos que debieran respetar en toda sociedad hacia los pueblos originarios. Por eso, La Lic. Chacoma afirmó que «las mujeres somos diversas por la clases a la pertenecemos y los orígenes en este caso étnicos. Nosotros buscamos el reconocimiento de que las indígenas y los indígenas hemos estado negados. Sobre todo la mujer indígena en ámbitos académicos y laborales en general siempre se nos piden prueba de autenticidad de nuestros orígenes, nosotros y nosotras llegamos a ámbitos educativos y laborales con un conjunto de saberes y practicas no conocidas porque hay un profundo proceso de violencia psicológica, física simbólica que llevaron a nuestros mayores no contarnos esos saberes para cuidarnos y ser aceptados. Todos los derechos son valiosos, pero específicamente pedimos que nuestros derechos se reconozcan. Que no se nos pida prueba de autenticidad, que nosotros existimos y podemos construir conocimientos y saberes. Es un reclamo muy fuerte y lo hacemos desde la pausa en nuestras aulas, desde las pausas de nuestras comunidades y en pequeñas acciones en comunión.

El reclamo que no cesa es que «pedimos el ingreso a la educación en condiciones de igualdad y a puestos de trabajo diversos y distintas a nuestros lugares de ingreso. Respeto a nuestro hijos a nuestras tierras ya nuestras practicas» afirmó Chacoma.

No obstante, «también pedimos como mujer indígena de poder participar con vos propia y fuerte y con espacio en ámbitos académicos y también neo tos lugares. Lo hacemos con un profundo respeto y conciencia de que las particularidades y concepciones históricas de las mujeres nos diferencian. Las prioridades son diferentes para algunas compañeras.

La lucha hay que contextualizarla y situarla para que nos nos fragmentemos. La lucha de algunas mujeres que vivimos en el interior de la provincia es distinta, tenemos otros procesos. Hay dolores que tenemos que pausar a nuestra manera y eso merece también respeto».