Bajan costos a las mineras metalíferas

 

Los diputados de San Juan abarataron la extracción de minerales por parte de empresas metalíferas, mayormente de capitales extranjeros. Ocurrió el 19 de mayo de 2022, al permitirles descontar del pago de regalías, los gastos de las obras de infraestructura energética, que necesitan en esas zonas tan aisladas. Tanpoco han fijado un tope del monto de la regalía que pueden redireccionar hacia ese fin.

Para otorgarles el beneficio, derogaron el artículo 11 de la Ley 1181 A, el cual establecía la prohibición. Por lo tanto, disminuye el capital financiero que ingresa al país y a la provincia, aumentándose la ganancia de las empresas. Los diputados de los departamentos mineros, se manifestaron confiados en que el gobierno provincial, que cobrará menores regalías, no reduzca la coparticipación del 20%, que de ellas, le corresponde a las comunas.

La decisión política llama la atención porque en este momento, en el mundo, son aumentados los impuestos que pagan las empresas, a los fines de revertir años de neoliberalismo, que ha concentrado la riqueza en pocas manos,  al tiempo que ha empobrecido a los Estados y a las poblaciones, mediante su clásico instrumento fiscal de eliminación o reducción impositiva a los grandes capitales. Riqueza que dicen, despúes derrama.

 

El modelo político de decisión

Durante el debate, los diputados que votaron afirmativamente, argumentaron que no fue una decisión propia absolutamente, sino que fue una resolución de toda la ciudadanía de San Juan. Este es el caso del Arq. Horacio Quiroga (Bloque Frente Grande, Unidad Ciudadana), quien exaltó que la gestión del gobernador Sergio Uñac (Partido Justicialista), se funda en la participación ciudadana en las decisiones políticas. En tal sentido, mencionó el denominado Acuerdo San Juan,  que «logró -dijo-, que la ciudadanía debidamente representada a través de sus instituciones acudiera a la convocatoria. Discutiera libremente, transparentemente desde sus propios intereses». En igual sentido se pronunciaron, entre otros, Francisco Berenguer (Bloque Justicialista), Mario Romero (Bloque Justicialista), María Paredes (Bloque Justicialista ) y Enrique Montaño (Bloque San Juan Primero). Todos ellos votaron afirmativamente.

Montaño se sinceró: “venía a votar en contra de este proyecto” e informó que en Iglesia se hicieron “ayer encuestas …y que los números son bastante  sorprendentes ante la negativa de este proyecto”.

El miembro informante, Dip. Jorge Barifusa (Bloque Justicialista – Jáchal), coincidió en que ”surge del Acuerdo San Juan, del  análisis que hace Martínez” y dijo leer lo escrito por este último: ”propongo que las inversiones de capital relacionado al sector sean intercambiadas por regalías”.

Por lo tanto, la propuesta surge del “Sr. Martínez”. La decisión política corresponde al Sr. Gobernador y a los Sres. Diputados. Abarca lo manifestó: fue un pedido expreso del Gobernador. Se interpreta que la idea provino de un grupo que asistió al Acuerdo San Juan. En el recinto, no precisaron quiénes, ni a qué entidades representaban. No fue la ciudadanía de San Juan, porque no hubo plebiscito para que decidiera.

 

Velocidad de aprobación de la decisión

EL Dip. Juan Carlos Gioja (Bloque Justicialista), se quejó porque hubo una sola reunión -que aglutinó a tres comisiones-, previa a la sesión de aprobación; no se trató en cada comisión por separado, no hubo informante del Poder Ejecutivo -que ofreciera detalles-, y la justificación elaborada por el gobierno tuvo la extensión de una carilla de papel, considerada insuficiente por el legislador.

Que los municipios afectados por la minería metalífera no resulten perjudicados, fue una insistente promesa verbal. Montaño  incluso amenazó con el artículo 136 del Reglamento Interno de la Cámara, aunque dijo que se conformaba con la promesa del gobernador y de sus pares, para tratar el tema en un futuro inmediato. Compromiso también manifestado por Quiroga, quien reconoció: «Ha habido ruido, ha habido intranquilidad en la opinión pública», expresión que contradijo su elogio anterior al modelo de participación ciudadana.

 

Las virtudes del modelo de económico para la minería

La argumentación de algunos diputados discurrió por las virtudes del modelo minero metalífero de San Juan, en cuanto a la complementación Estado – sector privado. El Diputado Quiroga informó que en la provincia se concentra el 50% del potencial minero del país y que en el año 2021, fue receptora del 40% de las inversiones totales nacionales en exploración. Se mostró ilusionado en que a lo largo de todos los años de explotación futura, las minas José María y Pachón, generen hasta 12 mil puestos de trabajo. Los legisladores Gioja  (que votaron por la negativa), aclararon que los resultados se lograron con las leyes vigentes y que por lo tanto, no son necesarias modificaciones.

Precisó J.C.Gioja, que el costo de la línea minera  no significa un ahorro importante para estas empresas, dada su capacidad financiera y ganancias voluminosas. De ello -dijo-, no depende que hagan o no, la inversión.

El legislador J.C. Abarca (BJ), que votó afirmativamente, recordó que la primera gran línea para llevar electricidad a una empresa metalífera (para explotar Veladero), fue pagada por todos los sanjuaninos, y se cobraba, en cuotas, en la misma factura del consumo domiciliario mensual. Mauro Marinero (Bloque Bloquista), rememoró la llamada Ley Capello (exdip.Mario Capello de la UCR), votada el 29 de noviembre de 2007, que redujo un 13 % las regalías correspondientes a municipios.

Juan Carlos Gioja desbarató los dichos, entre otros de Quiroga, quien habló de una compensación regulada y acotada. Y de otros, como Barifusa, que precisaron que las obras eléctricas se autorizarán con el voto positivo de las 2/3 partes de los diputados.  Gioja les informó que ese procedimiento vale sólo para las obras viales, que pueden compensarse, porque las energéticas estaban expresamente prohibidas en el artículo que eliminaron sus pares, ese mismo día.-

 

Incorporo a continuación las declaraciones formuladas en una entrevista, por el C.P.N. Saúl Ceballos, parte de la asamblea ciudadana «Jáchal no se toca». Interpreta que se trata de un retroceso a tiempos de la Colonia, que es un subsidio del pueblo de San Juan a las mineras canadienses y que estas grandes corporaciones continúan sin pagar otros recursos naturales como la inmensa cantidad de agua que consumen.

Reproductor de audio