El proyecto Geoparque Puchuzum trabaja para que el pueblo se transforme en una unidad turística, el trabajos e basa en un paradigma de la UNESCO para que los habitantes del lugar se apropien del yacimiento y puedan trabajarlo de manera sustentable. Además tiene una campaña para recolectar ropa de abrigo, frazadas y alimentos no perecederos, leche y también azúcar.

Los investigadores Víctor Contreras y Vicente  Mulet se refirieron al trabajo que realiza el COPAINGEO, Colección Paleontológica del Instituto de Geología Dr. Emiliano P. Aparicio (FCEFN, UNSJ), en el pueblo de Puchuzm, ubicada a  30 kilómetros al norte de la villa cabecera de Calingasta.

El proyecto Geoparque Puchuzum, una manera distinta de ver Calingasta propone una unidad turística basada en el patrimonio geológico paleontológico de una quebrada ubicada al lado del pueblo Puchuzum.

El modelo de trabajo está basado en una propuesta de la UNESCO de hace algunas décadas. Donde se crean unidades de conservación pero deben estar vinculadas estrechamente con las comunidades locales. Ellos deben apropiarse, preservarlo y usarlo de manera sustentable. Es el nuevo paradigma de la UNESCO en cuanto a patrimonio natural. Nosotros trabajamos desde 2019 con el municipio de Calingasta y el Ministerio de Turismo de la provincia, afirmó Vicor Contreras en Radio Universidad.

Estamos tratando de que nuestro trabajo vuelva a funcionar después de la pandemia. Nosotros queremos preservar ese patrimonio y que la gente del pueblo no se vaya y se genera una fuente de trabajo con el yacimiento. El pueblo debe apropiarse de ello y que haya proyectos turísticos para que los lugareños no abandonen el pueblo, cada vez tiene menos habitantes.

Por otro lado afirmó que les llevó mucho trabajo llegar a la comunidad de Puchuzum, queda la gente mayor las mujeres y los chicos. A esa gente mayor es difícil convencerlos de nuevos proyectos porque se les prometió muchas cosas que no cumplieron a lo largo de los años que viven en ese lugar. Por eso es difícil entusiasmarlos por el descreimiento que tienen. Nos ha tocado convencerlos y que puedan sumarse a este Proyecto. Aún falta cartelería, nos quedan varios talleres por realizar, además falta señalización, operadores turísticos, guardaparques, cursos de anfitriones turísticos.

Lugar de recepción de las donaciones: COPAINGEO, Colección Paleontológica del Instituto de Geología Dr. Emiliano P. Aparicio (FCEFN, UNSJ), ubicada en el subsuelo de la FCEFN, en horario de mañana. Hay tiempo de llevar donaciones hasta el último día hábil del mes de mayo.
Contactos: Victor Contreras 264 4154328 / Vicente Mulet 264 4158524

La buena noticia que nos contó es que «hemos logrado integrarnos con ellos, logramos que entiendan la idea y que se sumen. Ahora nos llaman para consultar por los expedientes que presentamos para que se genere un polo turístico».

Es un lugar muy bonito, tiene fácil acceso, está a 30 kilómetros al norte de Villa Calingasta. Está sobre una ruta asfaltada. Es uno de los lugares más bonitos de ese departamento.

El pueblo está quedando sin gente joven, que se van buscando trabajo, ahora está retornando. Con un trabajo integrado entre autoridades locales y provincia junto a la Universidad puede ser un lugar muy atractivo. Así se pueda repoblar de nuevo.

En tal sentido, los investigadores de la Universidad tratan de ayudar a los pobladores. Por ello armaron una campaña para recaudar alimentos, ropa de invierno, frazadas y todo lo que pueda servir para las bajas temperaturas. La ayuda será para un merendero que trabaja en la zona. Además de familias que están más alejadas del casco urbano del pueblo, que también tiene mucha necesidad.

Las donaciones pueden llevarse por nuestra emisora en horario de mañana y tarde y si no, comunicarse con los investigadores para que coordinen la entrega.

En la Facultad de Ciencias Exactas ubicado en el CUIM. La colecta se realizará todo el mes de mayo.