Fue uno de los programas de mayor duración en la radiofonía argentina.

Alguna vez soñó con instalar en San Juan «Radio Tango». La única emisora con contenido totalmente tanguero.

Compartimos largas charlas, recuerdo sus consejos, chistes, aquellos improvisados asados de noche cuando conducía «De tanto en tango» de lunes a viernes en horario de 20 a 22.

Trabajamos a full en equipo para alcanzar el desarrollo de productividad en Radio Universidad.

Muy respetado y muy querido en el ámbito preuniversitario por los alumnos de quienes fue preceptor. Su pasión por jugar billar. Y los inolvidables talleres de tango los fines de semana en el C.U.I.M.

Primero, en los años 90 los llamados telefónicos de la audiencia solicitando tangos. Luego,  la tecnología, el chat, internet, face, que lo llevaron a ser escuchado cada domingo por los países mas distantes  que se pudiera imaginar.

Se apagó una de las voces fundamentales del ‘periodismo’ tanguero (expresó Carlos Barros en su cuenta de Facebock)

Carlos Washington León era un sabedor. Un coleccionista incansable. Lo recuerdo con su maleta gigante de discos cada domingo llegando a Radio Universidad en su Torino blanco. «Tengo 10.000 títulos grabados pendejo», siempre me decía, con esa voz ronca.

Fue la voz de Radio Universidad cada domingo durante muchísimos años. Un referente. Hasta siempre Carlitos.