Mujeres de Las Trancas, del Encón, corren riesgos en el traslado hasta las oficinas estatales para formalizar denuncias por el robo de sus animales,  por violencia, para estudiar o recibir asistencia sanitaria. El Estado no va hacia ellas.

Los gobernantes han sido informados por una las mismas ciudadanas, acompañadas por Alejandro Gangitano, representante de la Delegación San Juan de la Central de los Trabajadores de la Argentina (CTA Autónoma).

Aquí, Alejandro, presenta un informe de la situación y de las respuestas de los funcionarios.