Una carta pública y política, publicada el jueves 16 de septiembre de este año 2021, desató una vorágine de opiniones que saturaron la esfera pública mediática argentina. Se referían al documento como causante de una crisis política, otros como parte de su solución, señalando errores y acelerando cambios. Contiene la opinión de la máxima figura política del país, la Dra. Cristina Fernández de Kirchner, sobre las elecciones primarias perdidas, el 12 de igual mes y año, por el gobierno del que es vicepresidenta.

También hubo intercambio de cartas públicas entre el presidente de Argentina Dr. Alberto Fernández y Hebe de Bonafini (Presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo), en julio de 2020. Entre otras relevantes de estos tiempos, merece ser citada la enviada por el Dr. Fernández al presidente de la República Plurinacional de Bolivia, Dr. Luis Arce Catacora, el 8 de julio de 2021.

Es un género que nos llega desde la antigüedad. Aspira al encuentro con los ausentes y -cuando es pública-, al registro indeleble y sin intermediarios, de una posición frente a los avatares de la vida en común.

Sobre el género epistolar reflexionó la Dra. Adela Rolón, en nuestro espacio radial Ensayos. De modo llano, sin abundamientos, hace notar la envergadura que puede alcanzar el género, al recordarnos la carta de Albert Einstein a Franklin D. Roosevelt, el error y las muertes.