Constantín Lambrechts, jugará al handball en River Plate

El sueño cumplido para el chico de 17 años que siempre tuvo como objetivo superarse y tratar de vivir del deporte que ama: el handball.  Constantín Lambrechts Cornejo partirá este domingo hacía Buenos Aires con el bolso cargado de sueños y muchos objetivos por concretar. Será durante este año jugador de River Plate. EL chico que jugó muchas finales en distintas categorías con la camiseta de la Universidad y este domingo partirá para cruzarse la banda roja en el pecho.

Antes de partir habló en exclusivo con Radio Universidad y afirmó que “parece un sueño que me vaya de un lugar tan lindo donde tuve compañeros tan buenos, ahora me voy a otro lugar para poder crecer y ver que pasa. Es una locura tener esta oportunidad,  poder codearme con pibes que están en otro nivel. Pude entrenar con ellos y ver la dedicación que le meten es impresionante y me siento muy orgullosos de tener esta chance”. Constnatín nos contó que le comentó a alguien de su circulo intimo que le gustaría jugar en River Plate, entonces llamaron al club y les respondieron que debía hacer una prueba de dos semanas, pero solo lo vieron algunos partidos y le dijeron que se mude a Buenos Aires.

En cuanto a todo lo que hizo para estar preparado para este momento es incontable, pero Constantín lo resumió así: “trabajé mucho tiempo, Anahi lo sabe, siempre tuve mi cabeza en otro lado. Siempre tuve el objetivo puesto, si algún día se puede vivir de este deporte quiero hacerlo”. Ahora vivirá en la pensión del Millonario y también estudiará Eduación Física, todo relacionado para estar siempre cerca del deporte que lo formó y que lo lleva en la sangre. Mirá la nota completa de Constantín la última vez que pasó por el Palomar y el mensaje que tiró a  sus compañeros.

Constantín se sumará a las filas de la categoría juvenil que dirige el Prof. Pablo Sznitowski

La formadora lo despidió orgullosa

La entrenadora se le infló el pecho cuando nos contó´que un jugador de los que formó en el Palomar se va a jugar a otro club. Es que Anahí Balmaceda siente el deporte y su gran vocación docente hace que los sienta como sus cachorros a cada jugador de handball que tiene a su cargo. Por eso nos dijo que es un orgullo que Constantín tenga esta chance. Además de repasar todos los logros que consiguió la disciplina, adentro ya fuera de la Universidad Nacional de San Juan.  Mirá la nota completa con la profesora que formó a Lambrechts desde sus inicios en la Universidad.

 

LEER MAS NOTICIAS AQUI