Estar bien a través de la escritura

Desde la Dirección de Psicología y Psicopedagogía de la UNSJ, dependiente de la Secretaria Académica, continúan con el micro radial “Nos cambió la rutina”, que inició el 26 de marzo del corriente año. En esta entrega, la Lic. Alejandra Ruffa nos propone pensar y reflexionar.

La Dirección de Psicología y Psicopedagogía ha realizado durante todo este tiempo de aislamiento social preventivo diferentes ateneos de formación para el equipo.

“En este caso vamos a compartir una reflexión realizada por la Lic. Sylvia Dorgan “Estar bien a través de la escritura”, señalaron.

“Escribir posee una capacidad terapéutica que han intuido desde siempre los escritores de todos los tiempos. Su parte racional ligada al lenguaje y su parte artística creativa  y emocional le confiere la propiedad única de aunar estas dos facetas del ser humano, gracias a la escritura la persona es capaz de estructurar su pensamiento, desahogar las emociones, tomar distancia sobre lo que le ocurre, descubrir sus recursos personales y reflexionar sobre sus deseos, sus relaciones o su conducta, José María Callejas dice escribir tiene algo de terapéutico escribir responde a la necesidad  de contar lo que uno necesita contar, contarse a uno mismo, o contar a los otros ,pero escribir puede servir además, para tratar de organizar la cabeza, para saber lo que le pasa a uno para volcar algo  que de otra forma le quemaría adentro, escribir nos conecta con nuestro yo más profundo y se convierte en un sincero ejercicio de autoconocimiento. A través de las palabras concretamos las emociones que hay en nuestro interior al escribir aprendemos a explorarnos, pero sobre todo materializar la deseada transformación personal, escribir las más íntimas reflexiones es un acto terapéutico y un antídoto para la insatisfacción y el sufrimiento. La escritura se convierte entonces en una profunda práctica espiritual. Si vamos a escribir un buen comienzo es saber porque voy a escribir, aunque no sea el único comienzo, en el fondo no sabemos porque escribimos, lo que sí sabemos es el enorme placer que produce la escritura y el gran alivio se ofrece como terapia”.

“Según Carla Ramirez Brunetti, escribir es una catarsis que le permite a nuestros fantasmas, esos que nos habitan y nos asustan, salir para siempre; escribir es la posibilidad de crear el mundo que deseamos en el momento que queramos, lo único que hace falta para empezar es un cuaderno y un bolígrafo (o hacer uso de las nuevas tecnologías como sería el ordenador)”

“La terapeuta Carmen Velasco, asegura que el escribir a mano mediante lápiz o bolígrafo para dar forma a nuestros pensamientos sobre el papel, estimula las capacidades neuronales más complejas y ejercita más el cerebro que con un teclado y que el escribir es una buena gimnasia para el cerebro”.

“La escritura puede ser una herramienta que le da forma a nuestra historia, a nuestra personalidad, la mente es un aparato generador de textos y significados y lo hace de manera narrativa, la mente construye, deconstruye y reconstruye el sentido de ese cuento que es la existencia, no transforma los acontecimientos sino el sentido que estos tienen. Freud destacó la importancia de la escritura en la terapia y la uso por ej. para las asociaciones escritas entorno a los sueños. Young orienta la escritura en la misma dirección del desarrollo personal, la creatividad y la integración en el acto de escribir como un método excelente para la mejor comprensión de los problemas, las crisis y los disturbios emocionales”.

“Las palabras tienen poder, algunas hieren otras sanan, con las palabras podemos hacer reír o llorar, animar o desalentar a alguien las palabras que elegimos para narrar nuestras experiencias vitales son importantes es nuestra decisión escoger y cuidar bien las palabras que utilizamos para comunicarnos con nosotros mismos y con los demás esto dice el filósofo Luis Castellano, es decir que las palabras nos permiten ir indagando en todos los ámbitos de nuestra vida”.

“Por todo lo expuesto en estos tiempos difíciles los animo a escribir. Con lápiz y papel, y permitirse en ese relato expresas y sanar emociones”.

LEER MAS NOTICIAS AQUI