Diferencia entre información y lectura

Desde la Dirección de Psicología y Psicopedagogía de la UNSJ, dependiente de la Secretaria Académica, inicio el 26 de marzo un micro radial, con el objetivo de brindar información y reflexiones a los estudiantes de los distintos niveles para sobrellevar esta pandemia. La elaboración de los contenidos es realizada por el equipo que integra la Dirección y la difusión es responsabilidad de la Lic. Alejandra Ruffa.

La Dirección de Psicología y Psicopedagogía ha realizado durante todo este tiempo de cuarentena diferentes ateneos de formación para el equipo de dicha dirección de los cuales me pareció pertinente compartir algunos de ellos con ustedes”.

“Hoy quiero compartir una reflexión de la Lic. Ana Lía Correa, nuestra Directora sobre la diferencia entre la información y el conocimiento, basada en el libro Educación. La tragedia continúa de Guillermo ETCHEVERRY”

“La información circula en forma veloz y se almacena, se comunica antes de que nadie tenga el tiempo de descubrir lo que significa, los medios de comunicación masivos permiten difundirla, almacenarla y recuperarla, es decir que la tecnología nos permite acceder de inmediato a los datos, pero no significa que podamos conocer todos los datos. La información se mueve a la velocidad de la luz y  no es más de lo que siempre ha sido fragmentos de hechos a veces útiles y otra veces triviales pero nunca la sustancia del pensar;  y nos rodea tanta información  y la producimos a tal velocidad que supera nuestra capacidad de comprensión llevando a veces a la peligrosa conclusión de que la información equivale al pensamiento y al conocimiento; es que estamos demasiados informados pero poco pensados es aquí donde podemos establecer la diferencia con la lectura y con la utilización de un libro como una poderosa línea de defensa del conocimiento frente a la información”.

“Podemos decir que la lectura es un refugio frente a lo trivial, a lo periférico y a lo irrelevante de lo que accedemos a través de los medios electrónicos. El libro es un vehículo del conocimiento reflexivo es decir la utilización de un libro y la de lectura favorece la línea del conocimiento el procesar las teorías, favorece la comprensión y el discernimiento de esa teoría, ese saber está sometido a un proceso de inducción y deducción, según el autor sería una información pensada, porque la lectura del libro requiere realizar un esfuerzo intelectual y nos impulsa a meditar y a desarrollar nuestra imaginación, permite trasmitir, recibir y exponer ese tipo de razonamiento y dialogo reflexivo, implica crear un hábito, esto sería la defensa del conocimiento frente a la información”.

“Por otro lado los libros también son trasmisores de cultura y saberes a pesar del tiempo y el espacio, podemos decir que los libros tienen y/o son un patrimonio de la humanidad; además, dice el autor que el libro introduce al sujeto en el tiempo lento de un humano es decir que está sometido a la concentración, a la reflexión, a la creación y a la imaginación; al pensamiento reflexivo distinto a la información que nos lleva a un pensamiento explosivo sin significado”.

“Entonces por todos estos motivos rescatamos la importancia del libro y de leer, que nos permite conocer qué es posible hacer frente a un problema y esto nos daría la sabiduría, a diferencia de la información que nos da una herramienta de lo que debemos hacer”.

LEER MAS NOTICIAS AQUI