Candela Castillo, una patita de raza universitaria

Ella  se formó en la Universidad. Es muy sensible como persona, pero como jugadora es muy fuerte. Además tiene la habilidad de jugar en varios puestos. Es buena en el arco de enfrente y un orgullo para Universidad.

Candela Castillo nos contó de sus inicios y también del año espectacular que tuvo en el 2019. Este año era para romperla adentro de la cancha. Juega en Juveniles de handball de nuestra Universidad y también integra la selección sanjuanina de su categoría.

Es buena  cuando llega para convertir, Juega en tres posiciones distintas, un gran mérito para una jugadora de handball. Candela nos contó que empezó  a  jugar en su colegio, de eso días recordó que “empecé a los doce años cuando en la primaria nos enseñaban y me gustó desde ahí. Después participamos en un Torneo de Minihandball que hizo la Universidad”.   

La jugadora de juveniles del balón mano universitario afirmó que el deporte  “me ayudó mucho a saber organizarme y poder hacer varias cosas al mismo tiempo, creo que el deporte en sí  te ayuda a ordenar tus horarios, tu forma de comer, dormir y hasta de ver las cosas”.

Pero no es todo. Candela también logró algo histórico junto a la selección sanjuanina y se refirió así de ese logro: “conocí mucha gente, viajé mucho, conocí lugares y en lo deportivo el año pasado logramos un ascenso a la A en el argentino de selecciones juvenil y un tercer puesto en los binacionales que hace bastante tiempo no se veía a San Juan en podio”.

Para su profe es una chica sensible pero como jugadora es muy fuerte.

Su entrenadora Anahí Balmaceda  contó lo que deja en la cancha y en cada momento de convivencia en el club. Escuchá el audio:

Ahora que todo está frenado por la pandemia del coronavirus Candela nos dijo que “extraño los partidos que teníamos todos los fines de semanas y todo lo que eso implicaba, extraño ir a entrenar con mis compañeras, no es lo mismo entrenar sola”.

LEER MAS NOTICIAS AQUI