Hockey césped: la U tiene un Panadero con mucha pasión

Matías García es el capitán de la primera de hockey sobre césped de la Universidad. A los 15 años se dedicó de lleno a esta disciplina que le dio muchas cosas importantes. Además de experiencia en otros clubes e inclusive concentraciones nacionales. Su vida no es fácil, como todo deportista amateur debe trabajar y después pensar en entrenar y sacar lo mejor de sí adentro del campo de juego. El legado familiar lo hizo inclinarse por jugar en la Universidad.

   Pero sus inicios deportivos tuvo variedad de disciplinas. Anduvo por el fútbol mucho tiempo. Hizo un paso por el tenis y otros deportes. Matías cuenta que “un día le hice caso a mi abuelo, siempre me decía que tenía que hacer un solo deportes. Por eso desde 2015 empecé a jugar al hockey porque mi viejo lo jugó. Además toda la familia mis padres y mi abuela son de la Universidad, no podía ser otro club”.

 

Matías estuvo en Buenos Aires mucho tiempo, despuès de una convocatoria

para jugadores del interior que se hizo en Tucumán. El muchacho recuerda  que

“fuimos junto con Facu Díaz a esa convocatoria y nos quedamos viviendo allá. Son

las cosas que me dio el hockey  muchos amigos, ayuda a ser responsable, a ser

solidario”. Además estuvo en la selección sanjuanina subcampeona en Mar del Plata.

Muchos logros importantes para un chico que no tuvo inferiores. Cuando llegó a la Universidad, dijo que  “empecé a entrenar con la primera directamente, imagínate era muy difícil para mí. Tengo que agradecerle a los referentes y a todos los chicos de primera que me dieron muchos consejos y Daniel Castro que me tuvo muchísima paciencia”.

 

 En estas épocas de aislamiento afirma que “leo mucho en estos días además de buscar momentos para entrenar. No soy muy amigo de la tecnología, así que utilizo el tiempo en otras cosas, extraño mucho el club. Además de entrenar con la primera, estoy en el cuerpo técnico con Natacha Steiner en séptima división, así que cuando puedo duermo siesta” sonríe.

Es que Matías se levanta a las cinco de la mañana para trabajar en la empresa familiar.  Iván, su padre tiene una panadería y Matías eligió trabajar junto a él. Aunque a su madre no le gustó mucho la idea, el afirma que “me gusta trabajar con mi familia. Hice un año de Educación física y dejé, no era lo mío. a verdad que vengo muy bien con el rumbo de panificacion , cada día voy aprendiendo más y es lo que me gusta , no tengo vergüenza de decirlo. Todavía seguimos la tradición en la familia”.

Este año empezó con todo pero lo frenó este aislamiento. Es que La Universidad empezó en la segunda mitad de enero los entrenamientos, se quedaron con el Torneo del Sol. Un a arranque a todas luces. Además, el flamante técnico  de primera, Daniel Castro lo nombró capitán: “para mí es un gran orgullo llevar la cinta, además de un entrenador que me tuvo tanta paciencia cuando empecé cono Daniel”. Ahora cuando pase la pandemia de COVID-19 quiere concretar el sueño máximo de su carrera deportiva: “salir campeón con la Universidad en la Liga Nacional es mi gran sueño, espero poder cumplirlo” afirmó Matías García, un crack de la vida que juega con la camiseta del Universidad.

LEER MAS NOTICIAS AQUI