Básquet: un referente de UNSJ jugó de delantero de San Martín

El jugador de la primera de básquet de Universidad habló de la cuarentena y como le afectó su vida personal. También sus aspiraciones deportivas para este año que aún tiene futuro incierto para la competencia. Julián Bustamante, el goleador de Los Patos que dirige Fernando Llarena.

La verdad que un jugador que se destaque por su juego en una disciplina y empieza su historia afirmándote que jugó en otra y que cayó como alternativa en el deporte que ahora hace como los dioses, te cambia de palo todo el esquema.

Julián Bustamante era el nueve de la novena de San Martín, en esa época no pensaba otra que cosa que en fútbol. Así lo recordó el golero del básquet de Universidad: “cuando era chico era fanático del fútbol, entré a la escuela de comercio y tuve que dejar por los horarios. Mi vieja me obligó a hacer un deporte y como mi hermano jugaba al básquet empecé en la Universidad, sino todavía jugaría el fútbol creo. Era nueve de la novena de San Martín”.

La cuarentena no fue lo mejor que le pasó, es que ni bien comenzó en la empresa que estaba a prueba lo dejó sin trabajo. Julián nos contó que “me afectó bastante porque me echaron del laburo. A las tres horas estaba despedido antes del aislamiento. Estaba a prueba así que fui el primero que quedé afuera. Por otro lado, teníamos un emprendimiento con un amigo que tuvimos que pararlo por no poder producir hasta que podamos sacar los permisos. En lo personal y económico me afectó bastante”.

 Este año para Julián era la vuelta a la primera de Universidad después haber jugado en el nivel 3 del básquet local. Tenía muchas expectativas de que sea un gran año, por ello recordó que “me había entrenado todo el verano, venía del nivel tres y quería estar a la altura para pelear las semifinales. Estaba muy entusiasmado de vestir la camiseta que quiero, estuve seis meses disfr   utando con mis amigos, pero la verdad que quería ponerme la camiseta del U. Ahora esperemos que haya torneo y que volvamos a retomar. Es difícil tomar decisiones con tanta incertidumbre”.

Esa incertidumbre lo lleva a entrenar como puede en su casa, como todos. Además, pone mucha energía en sus estudios. Por ello nos dijo que “estoy enfocado en estudiar, me quedan pocas materias para recibirme de Contador así que entreno menos horas que al principio de la cuarentena”.

Estuvo siempre en las filas de Universidad, salvo dos semestres. Uno de ellos cuando se fue jugar a la Municipalidad de San Carlos, Mendoza. El otro fue el año pasado cuando decidió ir a divertirse con sus amigos, pero siempre estuvo alentando desde afuera al equipo que logró el ascenso en el 2019.

“Siempre jugué en la UNSJ, solamente dos semestres no jugué sin esa camiseta, cuando fui a Mendoza en la Municipalidad de San Carlos y el semestre pasado que jugué con mis amigos en nivel 3 que son todos nacidos en la U”.

El entrenador la primera universitaria afirmó que “Julián es un muchacho muy talentoso líder muy positivo en el Grupo que este. Deportivamente te aporta mucho gol se caracteriza por sumar en cada partido a su cosecha personal no menos de 20 puntos por juego. Tiene muchas falencias en lo defensivo, pero trabaja duro para contrarrestarlo. A mí criterio excelente persona y esos amigos que el Básquet sé que me va a dejar en la vida por su hombría de bien”. Aquel nueve de la novena de San Martín hoy se transformó en uno de los referentes de la primera de Universidad, pero en básquet. Lo que no cambió es la humildad que lo engrandece adentro y afuera de la cancha.

 

 

LEER MAS NOTICIAS AQUI