Segway Ninebot presentó en la Argentina sus monopatines eléctricos KickScooter ES1 y ES2

Los monopatines eléctricos , también llamados scooters, comenzaron a ser conocidas este año en la Argentina con los servicios de alquiler disponibles en algunos barrios de Buenos Aires. Una buena parte de las unidades utilizadas por estas plataformas utilizan los modelos fabricados por la firma Segway Ninebot , que ahora comenzará a ofrecer sus vehículos eléctricos de forma oficial en la Argentina para uso personal .

Segway fue un reconocido vehículo autobalanceado de dos ruedas paralelas presentado en 2002 con muchas expectativas, pero que terminó envuelto en diversas fallas e incidentes graves, como el accidente fatal que sufrió su dueño James Heselden en 2010 mientras conducía uno de estos modelos. Por su parte, Ninebot fundada en 2012 y adquirió a la firma estadounidense en 2015 para desarrollar una línea de scooters eléctricos , una base que sirvió como puntapie de los servicios de alquileres de monopatines en todo el mundo.

El scooter KickScooter ES1 de Segway Ninebot cuenta con una luz frontal en la barra de dirección junto a un sistema LED en la parte inferior
El scooter KickScooter ES1 de Segway Ninebot cuenta con una luz frontal en la barra de dirección junto a un sistema LED en la parte inferior

Ahora disponibles para un uso personal, Segway Ninebot ofrecerá en la Argentina los modelos KickScooter ES1 y ES2 , que cuentan con una capacidad de carga máxima de 100 kilos de peso del conductor. Según la versión, puede alcanzar una velocidad de entre 20 a 25 kilómetros por hora, y cuenta con un peso de unos 12 kilos. Con una carga completa, que dura unas 3 horas y media, el vehículo puede recorrer hasta 25 kilómetros, de acuerdo a las especificaciones del fabricante.

Primeras impresiones

El modelo ES1 de Segway Ninebot sirvió de base para el parque de monopatines de alquiler disponibles en Buenos Aires desde mayo de este año
El modelo ES1 de Segway Ninebot sirvió de base para el parque de monopatines de alquiler disponibles en Buenos Aires desde mayo de este año

Probamos el modelo KickScooter ES1, la versión de entrada de Segway Ninebot que se diferencia de los modelos de alquiler por su diseño plegable. En la caja, el vehículo está desarmado en dos partes, por un lado el manubrio y por el otro la barra de dirección que contiene la batería de 187 Wh plegada junto a la base y las ruedas macizas.

Una vista de la pantalla de estado junto al botón de encendido que permite realizar ajustes básicos. En los laterales se encuentra el acelerador y el freno
Una vista de la pantalla de estado junto al botón de encendido que permite realizar ajustes básicos. En los laterales se encuentra el acelerador y el freno

Cuenta con un cargador especial que se asemeja a los modelos utilizados por las notebooks, y está acompañado por la llave y los tornillos para ensamblar el scooter, una operación sencilla que no demandó mucho esfuerzo. En menos de diez minutos pudimos conectar el único cable que controla el freno y la aceleración, y luego ajustamos los cuatro tornillos que fijan el manubrio a la barra de dirección del monopatín.

La barra cuenta con un pequeño gancho que se ajusta al guardabarros trasero cuando se pliega el vehículo
La barra cuenta con un pequeño gancho que se ajusta al guardabarros trasero cuando se pliega el vehículo

Tras la rápida puesta a punto probamos el ES1 de Segway Ninebot en un viaje por ciclovías, bicisendas y veredas de convivencia con peatones en un viaje entre Vicente López y Palermo. El diseño robusto y firme, sumado a un sencillo sistema de plegado, lo hacen ideal para su uso en un trayecto combinado con un viaje en tren, subte o colectivo.

Sin embargo, en esta ocasión el recorrido fue de 9 kilómetros, una distancia considerable para un viaje en este tipo de vehículos eléctricos. Durante algunos tramos se pudo sentir las imperfecciones de la superficie, ya que el KickScooter ES1 carece de un sistema de suspensión que permita amortiguar las vibraciones de algunas baldosas, algo que sí dispone la versión ES2.

A diferencia de las versiones de alquiler, el scooter de Segway Ninebot de uso personal se puede plegar tras presionar este pequeño pedal
A diferencia de las versiones de alquiler, el scooter de Segway Ninebot de uso personal se puede plegar tras presionar este pequeño pedal

La velocidad estuvo limitada a 15 kilómetros por hora, pero se puede desbloquear y alcanzar hasta 20 kilómetros por hora. El manubrio es simple, tiene un menú claro donde indica la autonomía de la batería y la velocidad alcanzada, con un único botón de encendido que permite encender la luz frontal y realizar ajustes de velocidad, acompañado por los mandos de aceleración y frenado de fácil uso a cada lado.

El guardabarros trasero cuenta con el sistema para enganchar la barra de dirección a la base del scooter
El guardabarros trasero cuenta con el sistema para enganchar la barra de dirección a la base del scooter

El viaje consumió casi la mitad de la batería, y Segway Ninebot detalla que el scooter posee un sistema de freno regenerativo que se puede ajustar desde la aplicación móvil para Android y iOS. También se pueden hacer una selección del color de la iluminación LED ubicado en la parte inferior del scooter.

Disponibilidad

Los monopatines eléctricos de Segway Ninebot llegan a la Argentina de la mano de Grupo Simpa, el representante exclusivo de la firma china en el país, que también se especializa en comercializar los rodados de fabricantes de motos como KTM, Royal Enfield y Piaggio, entre otras marcas. El modelo KickScooter ES1 estará disponible a 49.500 pesos, mientras que la versión ES2 costará 59.900 pesos.

LEER MAS NOTICIAS AQUI