Carreras universitarias: las exigencias son iguales para todes

¿Hombres y mujeres cursan carreras según el género?

Profesoras de Ingeniería y de Trabajo Social hablaron de las exigencias que tienen unas y otras para los estudiantes. Carreras para hombres o para mujeres un mito que quedó en el patriarcado del siglo pasado después de escucharlas.

La Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de San Juan tiene muchos reconocimientos a nivel nacional e internacional, pero como muchas carreas de ingeniería alrededor del país son o al menos eran clasificadas como caminos que solamente podían tomar hombres. La profesora Marita Benavente dio por tierra ese mito desde el seno mismo de las duras carreras que se dictan en Urquiza y Libertador. Mientras que desde el otro lado de la ciudad y mirada como una carrea que cursan mujeres solamente, Marcela Fernández también contó las características que tienen que tener los jóvenes para estudiar Trabajo Social y nunca habló que el sexo de la persona se excluyente. La denominada carrera de mujeres solamente requiere vocación, igual los hombres poco se animan a inscribirse en un padrón que año a año tiene un promedio de 150 mujeres dispuestas a cursar sus materias en la Facultad de Ciencias Sociales.

Estos datos fueron extraídos de la última promoción de la FI. La imagen fue elaborada Melina Páez, estudiante de Comunicación Social,

La carrera de Trabajo Social ha sido históricamente elegida por mujeres, “con el tiempo se incrementó el número de matriculado masculino, pero es mínimo, más del noventa por ciento lo ocupa el cupo femenino” dijo la vice directora del Departamento de Trabajo Social, Licenciada Marcela Fernández. En tanto, Fernández afirmó que “el prejuicio siempre lo tiene el varón por pensar que la carrera es solamente para mujeres, aunque en este último tiempo tuvo un auge a nivel nacional y conocerse cuál es el rol de los trabajadores sociales eso cambió la concepción de los egresados que tenemos” aclaró.

Marcela Fernández

Cualquier carrera requiere de un compromiso y de una responsabilidad especial de parte de los alumnos. “Las personas tienen preferencias para ciencias duras o para las ciencias humanistas, pero no tienen una especificación por el sexo del estudiante, tiene que tener vocación para poder estudiar trabajo social” explicó Fernández.

En la Facultad de Ingeniería las cosas cambiaron en estos tiempos. Para Marita Benavente los cambios se deben a “la inclusión de mujeres en los planteles docentes, hoy tenes más ingenierías que enseñan y son mujeres jóvenes que tienen una sensibilidad hacía el derecho de género muy marcadas. Cuando yo estudiaba las cosas eran totalmente distintas, los profesores tenían actitudes totalmente machistas. Para poder cursar mecánica debimos hacer un curso para estar a la altura de las circunstancias” recordó Benavente.

Marita Benavente

En tanto explicó que Química y alimentos son las más feminizadas dentro de la Facultad. Pero también hay carreras como Minas donde las mujeres debieron sortear muchos mitos machistas, esa lucha permitió que muchas chicas estudien Ingeniería en Minas.

Los estudiantes tienen una naturalización de la presencia de mujeres en las carreras. “Las mujeres no se masculinizan como antes, asisten a clases como quieren ser. Los varones son muy sensibles con respecto al género y a la problemática de derechos hacía las compañeras. Creo que para eso las mujeres hemos hecho mucho por avanzar y ganar terreno, aún faltan muchas ambitos donde hay desigualdad, pero este es un avance enorme”.

Si bien ambas docentes universitarias hicieron hincapié en que aún quedan mucho espacios y derechos para conquistar. Rescataron que los estudiantes y futuros egresados de la Universidad Nacional de San Juan tienen bien arraigados el respeto entre seres humanos.

En conclusión, las carreras no tienen una clasificación donde diga que son dirigidas solo para hombres o solo para mujeres. Esas expresiones quedaron anacrónicas.

LEER MAS NOTICIAS AQUI