Destacadas Locales

Sonaron seis campanazos de vida

En el Servicio de Oncohematología del Hospital Rawson se escucharon campanadas de alegría, de vida. En el primer piso del nosocomio se celebró que seis chicos llegaron al final de su tratamiento.

Sin dudas un momento emotivo para ellos y también para sus familias. Por ello FundaMe hizo un pequeño acto en el primer piso del Hospital Rawson en el Servicio de Oncohematología, donde día a día ellos se atendían, en el mismo, tocaron la campana para dar por culminado su tratamiento, recibieron un certificado por su esfuerzo y lucha, y por último terminaron con un brindis.

Desde Fundame aseguraron en un comunicado que: “Queremos que esto también se muestre a la sociedad y se difunda, para demostrar que si se puede, y que muchos de los chicos pelean hasta salir adelante. Gracias a todos por siempre ayudarnos a mostrar también todos estos logros, y grandes noticias como esta”.