Deportes Destacadas

Islandia no quedó en el camino

Argentina en su debut pudo quedarse con la gloria pero no se encontró como equipo. Al final empató 1 a 1.

Por Diego Bomparola- Agencia IAM Noticias

Argentina tuvo todo para ganarle hoy a Islandia, porque le regalaron la pelota, estuvo en ventaja y pudo recuperarla con un penal a favor, pero desperdició todas esas chances y tan solo igualó 1-1. Sergio Agüero logró lo que parecía imposible, vencer la resistencia islandesa a los 18 minutos del primer tiempo, pero a los 22 Alfred Finnbogason empató el partido.

A los 18 minutos del segundo tiempo, el arquero Hannes Halldorsson le atajó un penal a Lionel Messi. Con este resultado, Argentina deberá jugarse todo frente a Croacia y Nigeria si quiere quedarse con el primer puesto del Grupo D.

Movidito arrancó el partido, porque Islandia le cedió el protagonismo a Argentina y se defendió casi todo el tiempo con sus once hombres detrás de la línea de la pelota, y si bien los dirigidos por Jorge Sampaoli tuvieron sus chances, los nórdicos también lastimaban aprovechando el mal retroceso argentino, o cualquier error en la salida.

A los 4 minutos, tras un tiro libre en forma de centro de Lionel Messi desde la izquierda, Nicolás Otamendi cabeceó apenas desviado por el palo izquierdo.

Mucho se habló en la previa de las pelotas paradas, por los diez centímetros de promedio de altura que le llevaban los europeos a los argentinos, pero a los 7 fue Tagliafico quien peinó un centro bajo de Messi y envió el balón muy cerca del poste derecho.

La respuesta rival llegó inmediatamente, al minuto. Primero lo perdió Finnbogason y, en la salida desde el fondo, Wilfredo Caballero y Marcos Rojo arriesgaron de más, Islandia recuperó y Birkir Bjarnason le erró al arco cuando tenía todo para acertarle.

Argentina seguía buscando el camino, pero no lo encontraba. Movía la pelota hacia los costados, pero no rompía líneas en ataque porque los de enfrente se agrupaban cerrando todos los espacios en las inmediaciones de su área.

A los 16, Messi probó de afuera, y obligó a Halldorsson a despejar con los puños el violento envío.

El equipo albiceleste (hoy todo de negro) no encontraba el hilo de Ariadna para escapar del embrollo en el que lo encerró el equipo dirigido por Heimir Hallgrimsson.

Hasta que a los 18 Marcos Rojo remató defectuosamente, Agüero recibió en el corazón del laberinto del Minotauro, aguantó de espaldas la marca de Ragnar Sigurdsson y se disfrazó de Teseo para resolver el problema con una fabulosa mediavuelta que se incrustó contra el ángulo superior derecho.

Poco duró la alegría, porque cuatro minutos más tarde Gylfi Sigurdsson remató, Caballero dio un rebote corto y Finnbogason aprovechó para devolverle la paridad al marcador.

Sobre el final, a los 44, Gylfi Sigurdsson volvió a aparecer para definir dentro del área, pero Caballero salvó abajo con lo justo, arrojándose hacia su izquierda.

El segundo tiempo se desarrolló de la misma manera, y como Sampaoli notó que faltaba elaboración en la mitad de la cancha, sacó a Lucas Biglia para meter a Éver Banega.

De todos modos, lo que pareció que iba a ser el despegue llegó a los 17 con un centro al área. Cuando la iba a recibir Eduardo Salvio, Hordur Magnusson se lo llevó puesto y el árbitro Szymon Marciniak sancionó penal.

Era la gran oportunidad de Messi de iniciar el Mundial con gol, pero su disparo desde los doce pasos fue débil, a media altura, y Halldorsson lo desvió volando hacia su derecha.

A los 35, el capitán y símbolo argentino la pidió, hizo su clásico movimiento desde la derecha hacia el centro y remató desde la medialuna del área, pero el disparo se fue apenas afuera por el poste derecho.

Pavón había ingresado para intentar por la banda izquierda, en reemplazo de Ángel Di María. Primero le cometieron un penal que no vieron ni el juez principal ni sus asistentes del VAR, y luego, a los 41, envió un centro que se fue cerrando y Halldorsson logró despejar con lo justo.

Ni el tiro del final le salió a Messi, quien se sacó un hombre de encima y le dio de derecha a los 46, pero no le acertó al ángulo superior izquierdo del arco adversario.

Se espera que Croacia y Nigeria no se refugien tan atrás, pero lo cierto es que Argentina deberá ensayar más variantes de ataque para lastimarlos, así como también el retroceso, ya que serán rivales con más poderío ofensivo que Islandia.

Por lo pronto, el empate es una complicación inesperada en las aspiraciones argentinas de adjudicarse su zona.

La síntesis del partido:

Argentina: Wilfredo Caballero; Eduardo Salvio, Nicolás Otamendi, Marcos Rojo, Nicolás Tagliafico; Javier Mascherano, Lucas Biglia; Maximiliano Meza, Lionel Messi, Angel Di María; y Sergio Agüero. Director técnico: Jorge Sampaoli.

Islandia: Hannes Halldorsson; Birkir Saevarsson, Kari Arnason, Ragnar Sigurdsson, Hordur Magnusson; Johann Gudmundsson, Aron Gunnarsson, Emil Hallfredsson, Birkir Bjarnason; Gylfi Sigurdsson; y Alfred Finnbogason. Director técnico: Heimir Hallgrímsson.

Goles en el primer tiempo: a los 18 minutos, Agüero (A); a los 22, Finnbogason (I).

Goles en el segundo tiempo:

Cambios en el segundo tiempo: a los 8 minutos, Éver Banega por Biglia (A); a los 17, Rurik Gislason por Gudmundsson (I); a los 29, Cristian Pavón por Di María (A); a los 30, Ari Skulason por Gunnarsson (I); a los 38, Gonzalo Higuaín por Meza (A); a los 43, Bjorn Sigurdarsson por Finnbogason (I).

Incidencia en el segundo tiempo: a los 18 minutos, Halldorsson le atajó un penal a Messi.

Arbitro: Szymon Marciniak (Polonia).

Estadio: Spartak Stadium, Moscú.